viernes, 1 de octubre de 2010

Nacimiento



De vez en cuando, sabemos,

un alma cae al mundo.

Y a veces (tan extrañas veces),

en su caída arrastra

alguna rara flor cautiva.

El alma y la flor se funden

en un cuerpo viviente

y nacen niñas como Lucianne.